Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información sobre su navegación y mostrarle publicidad. Al navegar por el Sitio Web acepta la Política de cookies

aceptar
X

Producto disponible en enero del 2016.

It’s good to be good

Cuando la bondad llegó a nuestras cosechas, todo cambió.

Es cierto, y debemos reconocerlo, que solíamos tener un puntito malote y canalla (nunca hay que renegar del pasado) pero, afortunadamente, nos dimos cuenta que siendo buenos nos sentíamos mejor con nosotros mismos. Bueno, y que siempre salíamos ganando.

Por eso, ahora, vamos sembrando el bien allá por donde pasamos esperando recolectar las mejores recompensas terrenales.

La bondad, ¡ay la bondad! Qué seríamos sin ella…